¿PUEDO ADELGAZAR CON FISIOTERAPIA?

Aunque a muchos puede parecer extraña, es esta una pregunta a la que alguna vez nos hemos enfrentado, tanto nosotros como algún que otro fisioterapeuta en Avilés, según nos comentan nuestros esforzados compañeros de profesión. ¿Se puede adelgazar con fisioerapia? Lo cierto es que planteada así, la respuesta a esta regunta debería ser fundamentalmente no. Acudir  a la consulta del fisioterapeuta puede tener una incidencia muy positiva  en el tratamiento de diversas afecciones causadas por la obesidad o derivadas de ella, e incluso contribuir a reducir el sobrepeso mismo, en tanto que la fisioterapia puede combatir y llegar a suprimir dolencias que dificultan nuestra movilidad. Ahora bien, reducir el exceso de peso requiere, ante todo, la combinación de una dieta adecuada con la práctica de ejercicio físico habitual y proporcionado a cada constitución. Eso es lo que nos puede hacer adelgazar. Y esas son las causas más directas del efecto buscado.

Sin embargo, esto no quiere decir, que la fisioterapia y el exceso de peso no guarden una estrecha relación. Así se hace constar, por ejemplo, en este intersante artículo que analiza los vínculos entre la obesidad y los padecimientos músculo- esqueléticos. Y es que los problemas musculares o articulares, en cuanto dificultan la movilidad, pueden tener incidencia en el sobrepeso y a su vez, la misma obesidad puede ser causa de ciertas dolencias que precisan de tratamiento fisioterapéutico, como en el caso de la osteoartritis o en la llamada enfermedad de Blount.

Por lo que, en definitiva, el fisioterapeuta sí que puede  juegar un  papel importante en el tratamiento de pacientes obesos, empleando técnicas funcionales sobre aquellas estructuras con incidencia en la pérdida de movilidad, que complementarían tanto a  la alimientación adecuada y a la reducción del sedentarismo,  como factores relevantes para reducir el sobrepeso.